domingo, enero 27, 2008

Dulces (poema): recuerdos de un país que duele

























Mercado de Concepción


Universidad de Concepción








Cerro Santa Lucía



El Colorado-Farellones

Dulces


dedicado a Ri



A veces una piensa


que la vida es así.


Otras se levanta


del otro lado de la cama


y pone el pie en el piso


mientras piensa


en su primer amante


o sea, en su desfloración tardía, (como quien dice...)


y observa


que nada sucumbe en su cabeza


pues nada es lo que quedó de las memorias


a más de aquellos amores, dulces, letárgicos,


esquivos,


tardes de Andes y de anzuelos,


zarzas y estelas, noches


de nieves eternas en el cuerpo


sí, en el de una,


hirsuto, entero.


Y el mirar de la luna.


Sin nombrarse


sin que lo toquen en la noche alta


la milonga


la madrugada


el taxi que me conduce al cielo.


Santiago, 3601 viajes


entre la montaña y la rima:


qué sería de una vida - la mía, por ejemplo-,


si no tuviera ante mí


y ante tus ojos un calidoscopio


que aunque borroso


desciende adonde va dibujando


adonde estaba tu esqueleto


tu ánima, la tuya


la esperanza que se asoma en la esquina


y me sonríe larga vida.


Y somos dos


en la puerta de la historia


aun buscando un futuro


que nos dé nombre y en esencia,


ser como todos: los dos, nomás nosotros.



Ri con Felipe, el sobrino nieto de José


Londres, 27 de enero 2008

















Boni (1993-2008)












Ri y José en Roma, 2007






Ricardo Rodríquez Pereyra, escritor uruguayo/argentino, con su madre.

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home